4 destrezas del coaching que puedes aplicar con los empleados de tu trabajo

El coaching es una técnica que ha sido usada por varios años, pero en los últimos ha estado tomando mayor auge debido a la efectividad del proceso. Además, muchas personas han querido profesionalizarse en esta área con el fin de ayudar a otros y diversificar sus fuentes de ingresos a través de una actividad que aporte bienestar.

Para aplicar técnicas del coaching en sesiones lo mejor es haberse certificado porque, aunque el conocimiento empírico y la experiencia en áreas similares pueden ser de mucha ayuda, esta es una profesión que tiene un increíble potencial y la que hay que ejercer con mucha responsabilidad, al tener la capacidad de influir en la vida de la gente.

Aun así, hay destrezas del coaching que puedes aprender y utilizarlas en general con los empleados de tu negocio cotidianamente como parte de la cultura organizacional de la empresa. Esta es muy importante para fortalecer los lazos, aumentar la productividad y hacer que las personas se sientan parte de algo. Para poner en práctica estas destrezas de las que te hablaremos a continuación es necesario primero reunir estas características de  líderes según Gananci.

Es imprescindible el hecho de ejercer un liderazgo primero, así las personas confiarán en lo que tengamos para decir, en vez de hacer resistencia a ello. Al convertirte en una figura de liderazgo podrás influir mucho mejor en las personas a través de la autoridad y no simplemente por el caro que tengas, ya sea jefe o el dueño de la empresa.

Una vez hayas logrado convertirte en un líder para ellos –que no se logra de u momento a otro-, empezarás a ver los resultados de haber hecho los cambios necesarios en tu comportamiento. Ahora, para impulsar aún más esos cambios y que no se queden solamente en ti, sino que puedas reflejarlos en tu negocio para mejorar los resultados del mismo, hay unas destrezas del coaching que puedes utilizar incluso sin ser un coach profesional:

1.- Escucha activa: escuchar no es solamente estar presente cuando la otra persona está hablando. Significa prestarle nuestra atención por completo, mirarla a los ojos y hacer lo posible para entender su lenguaje completo, no solo las palabras que salen de su boca, también sus gestos, su tono de voz y la manera en que las dice.

La escucha activa requiere el despojarnos de nuestros prejuicios antes de escuchar al otro y en la mayoría de las ocasiones esto puede ser muy difícil, sobre todo si no estamos acostumbrados a hacerlo. Pero cuando lo logras tendrás acceso a distintos mundos, al de cada persona que se abre a ti y te permite conocer lo que está pensando. No necesitas ser un coach profesional para escuchar a tus empleados activamente, lo que sí necesitarás es mucha práctica y hacerte consciente.

2.- Aclara: esto es algo que muchas personas ignoran, creen que al escuchar al otro y entender algo, esa es la verdad absoluta, cuando no siempre es así. Pueden existir las malas interpretaciones, pero esto no quiere decir que debamos dejarnos llevar por ellas. Una destreza importante del coaching y que al ser aplicada en cualquier contexto tiene la capacidad de mejorar la comunicación es la de aclarar.

Puedes hacer las aclaraciones a través de preguntas para asegurarte de que entendiste exactamente lo que la otra persona quiso decir, o parafraseando sus palabras. Lo importante es no suponer que entendiste, sino asegurarte de que de verdad lo hiciste y eso se hace aclarando.

3.- Celebra: sí, se supone que todos deberíamos ser responsables y dar lo mejor de nosotros mismos en el trabajo, pero no está de más celebrar los éxitos, aunque eso sea lo que estemos obligados a lograr.

Todos necesitamos aprobación aunque muchas veces no lo admitamos. Al celebrar los éxitos de tus empleados les estarás dando esa dosis de motivación que es tan importante y que tiene la capacidad de hacer la diferencia.

4.- Enfocar en solución: probablemente te ha tocado lidiar con algún empleado de esos que se quejan por todo. Para esos casos esta destreza del coaching es ideal, ya que se trata en no quedarse solamente en el problema que nos está agobiando, sino en enfocarse a qué es lo que se puede hacer para solucionar.

Los beneficios de poner en práctica esta destreza es que estimula la creatividad, mueve a la acción y cambia el estado negativo de la otra persona hacia lo positivo.

Para desarrollar estas destrezas necesitas intentar una y otra vez hasta que ya se vuelva parte de tus prácticas comunes. También son importantes estas claves para tener éxito, ellas te guiarán paso a paso para que puedas lograr todo aquello que te propongas.

Estas destrezas deberían ser utilizadas por todos nosotros seamos coaches o no, y esto no quiere decir que el trabajo de esos profesionales certificados no sea valorado, sí lo es. De hecho, aun poniendo en práctica todas las recomendaciones descritas anteriormente, no está de más contratar un coach corporativo cada cierto tiempo para que veas cómo la productividad mejora en tu empresa.

Tags: , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder

No comments yet

add_blog_dhy300


Archivos