El Síndrome De No Tener Tiempo

Quizás lo estés padeciendo. Son muchas la personas que cargan su día de tareas para estar siempre ocupadas que cuando acaba la jornada están tan agotadas y exhaustas que llegan sin fuerza y energía para nada más.

Quieren sentirse ocupadas para sentirse que son valiosas y que hacen mucho, mostrar a los demás que no le queda tiempo para nada más, que están a tope de actividad.

Deja de correr

Pero esto es una forma de engañarnos: no por trabajar mucho significa que lo que estamos haciendo es importante, que las actividades que realizamos se enfocan en lograr los resultados que deseamos, sólo es otra forma de no darnos tiempo para planificar, pensar y reflexionar de verdad en lo que realmente es importante para ti.

Pero existen otra forma de conducir tu vida y tus actividades, una manera de hacer mejor las cosas que te lleven a disfrutar y hacer lo que realmente te importa, sólo es cuestión de método y concederte el permiso de pensar, reflexionar y actuar para todo aquello que te importa y quieres atraer a tu vida.

Me gustaría contarte una historia, triste, pero que en ocasiones sucede con más frecuencia de la que nos pensamos. Quizás tú no tengas hijos pero seguro que tienes personas que te importan y a la que no le dedicas el tiempo que en principio te gustaría…

La historia trata de un ejecutivo muy ocupado con su trabajo. Todos los días llegaba tarde a su casa y tras saludar a su hija, se metía en el despacho a seguir trabajando.

Su niñita de 5 años acudía a verle, porque deseaba estar con su papi, pero siempre la regañaba diciéndole que tenía mucho trabajo.

La historia se repetía una y otra vez, hasta que un día la niña, al sentirse regañada de nuevo, en vez de irse, se volvió a su padre y le preguntó:

Hija: Papi, tú en tu trabajo ganas mucho dinero ¿verdad?

Padre: Pues no hija, gano dinero pero no mucho, por eso tengo que seguir trabajando en casa.

Hija: Papi ¿Me podrías decir cuánto ganas en 1 hora en tu trabajo?

Padre: Hija, me haces unas preguntas… Por favor, déjame que tengo muchas cosas que hacer.

Ante lo cual, la niña lejos de darse por vencida, volvió a preguntarle a su padre.

Hija: Papi, de verdad, dime cuánto ganas en una hora en tu trabajo.

Padre: Si te lo digo ¿me dejarás que siga? – Le preguntó inquisitoriamente el padre –

Hija: Sí, dímelo y me voy.

Padre: Pues… – y se puso a hacer cálculos- aproximadamente unos 10 euros.

Hija: Gracias – dijo la niña marchándose de inmediato –

El padre se quedó desconcertado por la insistente pregunta de la niña, pero se puso de nuevo a trabajar hasta que oyó un estruendo enorme que provenía del cuarto de su hija. Por lo que se levantó enfurecido dispuesto a regañarla de nuevo, convencido, que la niña había roto algo importante.

Cuando entró en el cuarto de la pequeña, vio que ella estaba en el suelo con la hucha de barro rota en mil pedazos y contando las monedas…

Justo cuando el padre iba a empezar a lanzar sus chillidos más feroces por lo que había hecho la niña, se acercó mirándole a los ojos y con las manos llenas de monedas, le dijo:

Hija: Papi, toma este dinero.

El padre desconcertado puso las manos y recogió el dinero que le daba su hija y le preguntó…

Padre: Pero hija, ¿por qué me das este dinero?

Hija: Papi, te compro una hora de tu tiempo…

Esta historia no es mía, la he encontrado leyendo un artículo publicado por Antonio Domingo y que me ha parecido muy ilustrativa para lo que estamos hablando en este post “el síndrome de no tener tiempo”.

¿Impresionante historia verdad?…

Hace que te replantees muchas cosas, una de ellas la de cómo utilizamos esas 24 horas que todos tenemos día tras día. Creo necesario el que empecemos a dejar de correr y ponerse a hacer aquello que hay que hacer.

Seguramente a ti también te ocurrirá, que los acontecimientos, las tareas y los compromisos del trabajo te desbordan y te ves superado por ellos, casi, un día sí y otro también…

Y ¿qué puedes hacer para cambiar esto? ¿Cómo aumentar, incluso, la eficacia y el rendimiento en tu trabajo diario, y además obtener el tiempo para atender y disfrutar de lo que verdaderamente quieres? Ya sean tus hijos, tu pareja, tus amigos, tus hobbies, tu deporte favorito,

Pues tengo una buena noticia que darte, no es cuestión de MAGIA, ni siquiera de MILAGROS y no hace falta que hagas cosas excepcionales…

Ahora tienes la oportunidad de comenzar a transformar tu vida, mejorar tu eficacia y dedicar tu  tiempo a lo que realmente quieres y deseas…

Pulsa Aquí Para Conocer Un Excelente Método Que Te Cambiará La Vida

brújula

 

Autora: Lola García, Directora de la Escuela de Profesionales, Expertos y Autores

Tags: , , , , , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder

No comments yet

add_blog_dhy300


Archivos