Deja de Ser Esclavo de Tus Emociones

Todos podemos enojarnos, eso es fácil. Pero enojarnos con la persona correcta, en la medida justa, en el momento adecuado, por la razón pertinente y del modo apropiado – eso no es fácil” – Aristóteles

¿Cuántas veces nuestras emociones nos han jugado una mala pasada? ¿No recuerdas ocasiones en las que hubieras deseado decir o hacer otra cosa que aquella que hiciste llevada de un momento de arrebato?  ¿Tienes presentes momentos en los que llevados de un determinado estado de ánimo no has conseguido lo que querías o has “errado el tiro”? …

Estas y otrConciencia.divididaas situaciones similares están en el armario de los recuerdos de muchos de nosotros y es por eso que a todos nos hubiera gustado en ocasiones “no tener emociones” para no dejarnos llevar por ellas… ¿no lo has pensado alguna vez?

La mala noticia es que no podemos no tener emociones… es algo innato al hecho de pensar y todos nosotros pensamos antes de actuar… la secuencia es sencilla: PE – AR: un pensamiento genera una emoción y desde esa emoción, actuamos y obtenemos un resultado. Así de simple y en modo “piloto automático” (de ahí la dificultad en algunos casos de tomar consciencia de esta secuencia para poder actuar de una forma diferente).

Es precisamente por esta concatenación  inherente al ser humano por lo que en los últimos años se ha hablado y se sigue hablando de la Inteligencia Emocional,  algo que podríamos definir como “la capacidad de sentir, entender y aplicar eficazmente el poder de la agudeza de las emociones como fuente de energía humana, información, conexión e influencia” (en palabras de José Luis Hernández Cabrera, autor del libro “la inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones”). De hecho la Inteligencia Emocional está presente como factor común en las historias de todas las personas de éxito.

Podemos  aprender a usar la energía de nuestras emociones como motor de combustión de nuestro vehículo, es decir, de nosotros. Eso si, debemos ser conscientes que esta energía es la fuente mas poderosa de autenticidad y es por eso que necesitamos aprender a gestionar nuestra emociones porque la verdad emocional que uno siente se comunica por si sola en la mirada, en los gestos y en el tono de voz más allá de las palabras que decimos. (recuerda el estudio de Mehrabian sobre la comunicación- solo el 7 por ciento de la información se atribuye a las palabras, mientras que el 38 por ciento se atribuye a la voz (entonación, proyección, resonancia, tono, etcétera) y el 55 por ciento al lenguaje corporal (gestos, posturas, movimiento de los ojos, respiración, etcétera).

Las emociones, las sensaciones que tenemos nos sirven como señales, nos dan información vital, desde el corazón, que nos sirve para mejorar nuestra intuición y desde ahí mejorar nuestra capacidad de innovación y de construir relaciones de confianza.  Por eso es fundamental aprender a “escuchar” a nuestras emociones y desde ahí, elegir:

  1. dejarnos llevar por ellas o
  2. canalizarlas con empatía para generar una mayor credibilidad.

Para empezar a entrenar esta habilidad hay una triple disciplina:

  • aprender a reconocer y sentir las emociones en lugar de negarlas, esconderlas o no darles la mayor importancia
  • prestar atención a la información interna que sobre nosotros mismos nos está dando esa emoción para saber hacia donde debemos mirar. (añadir preguntas….)
  • canalizar la energía emocional hacia respuestas más productivas para con nuestros objetivos y relaciones.

Te aseguro que vale la pena empezar a entrenarlo porque como decía Jean Paul Sartre…”las emociones son el origen de transformaciones mágicas en el mundo”…y tú puedes empezar tu transformación en el momento que así lo decidas.

Y por si quieres empezar tu entrenamiento hoy mismo..aqui te dejo un video para que sonrias y practiques… Espero que lo disfrutes.

Autora: Begoña Pabón, Coach y experta en Liderazgo personal y empresarial

Tags: , , , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (2 Comentarios hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder


  1. ERNESTO
    3 años ago

    La Inteligencia Emocional, así como la Educación e Inteligencia Financiera, son recursos muy actualizados en el siglo de la Revolución del Bienestar…, solo podemos llegar a estar bien, cuando internamente completemos el ciclo del proceso creativo y la manifestación, es decir Pensar + Sentir + Actuar, siempre Manifestaran un Resultado, pero sera el que estas buscando? eso depende de como aprendes a manejar adecuadamente y a tu favor en balance, armonía y equilibrio con tu entorno (lejos de manipulación, un uso muy acostumbrado, por el ¨Liderazgo¨acostumbrado). Enfoquemos nuestra Pasión en Acciones que inspiren y despierten Confianza Total. Gracias por Ser Luz.


    • Begoña Pabón
      3 años ago

      Gracias Ernesto por tu aportacion. Un placer recibir puntos de vista compartidos.

add_blog_dhy300


Archivos