Triunfa Usando el Tremendo Poder de los Hábitos

el poder de los habitos¿Sabías que hasta el 40% de nuestros actos diarios son rutinas que se han ido integrando en nuestro comportamiento?  Imagina la cantidad de cosas que ya hacemos en modo “piloto automático” y claro, luego nos contamos esas frase de… “pero si yo soy así, ¿cómo voy a cambiar?”

Yo creo firmemente que nuevas conductas mantenidas en el tiempo pasan a formar parte de nuestra identidad, se convierten en nuevos hábitos que nos impulsan nuevas acciones y por lo tanto nuevos resultados.  ¿Te has parado a pensar alguna vez cuáles son esos hábitos de tu vida, tanto a nivel personal como a nivel empresarial, que te están impidiendo avanzar hacia tus objetivos?  Seguro que lo sabes y sin embargo siguen dirigiendo tus actos, quizás porque no sabes cómo cambiarlos.

Si ese es tu caso, he aquí algunos trucos y claves para que puedas cambiar esa realidad si así tú lo decides:

1. Modificar un hábito implica conocer cuál es la causa que lo dispara y cuál es su recompensa (el beneficio oculto) para poder cambiar la rutina que los vincula.  No es un proceso sencillo y puede llevarte tiempo pero….es posible!

2. La confianza en uno mismo y en su capacidad para obrar el cambio es decisiva. Ya conocerás la famosa frase de Henry Ford “tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienes razón

3. Un habito está formado por un conjunto de comportamientos menores, si los conocemos podemos empezar dando pequeños pasos  para la transformación de dicho habito… Recuerda que “Roma no se conquistó en un día”

Recuerda que crear hábitos es un proceso muy simple y sencillo cuando los iniciamos, comienza en el momento en que las decisiones que tomamos deliberadamente suceden con tanta frecuencia que ya no decidimos, simplemente hacemos.  La tendencia natural del cerebro es convertir casi cualquier situación ya vivida en una rutina.

La buena noticia es que una vez tomamos la decisión de cambiar un hábito y nos ponemos manos a la obra para empezar a cambiar esas pequeñas conductas , al principio de forma consciente y con disciplina, claro está, sólo necesitamos 21 días consecutivos  para que nuestro cerebro desarrolle nuevas conexiones sinápticas que refuercen ese comportamiento y lo conviertan inmediatamente en hábito.  ¿No es demasiado tiempo 3 semanas, no?

Las 3 claves básicas que necesitas tener presente para aprovechar tus hábitos de forma positiva son:

1. Ten claro tu objetivo o algo por lo que luchar, sólo así conseguirás la motivación que necesitas para superar momentos difíciles. Si tienes presente el resultado final podrás ir superando los baches del camino.

2. Celebra los pequeños logros, por pequeños que sean, para tener un nuevo elemento gratificante que permite el refuerzo gradual que requiere interiorizar el nuevo hábito.

3. Repite los hábitos positivos, para que refuercen el esfuerzo que estás haciendo para inhibir un comportamiento bloqueante y para la autodisciplina necesaria para cambiar tu actitud.

Recuerda…. las personas que triunfan no hacen cosas extraordinarias como por arte de magia; sólo aplican los hábitos que han aprendido ¿te atreves tú con los tuyos?

Autora: Begoña Pabón, Coach y experta en Liderazgo personal y empresarial

 

Tags: , , , , , , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder

No comments yet

add_blog_dhy300


Archivos