¿Estás Buscando Empleo? Aquí Encontrarás La Clave

Deja_Buscar_TrabajoRecientemente, mi buena amiga Ana Novo, ha lanzado un libro rompedor y que te ayudará a salir de la larga fila del paro.

En su libro “Deja De Buscar Trabajo… Si Quieres Salir De La Cola Del Paro”, Ana, te expone hechos, datos, estadísticas. El verdadero drama no son las circunstancias concretas y temporales; el verdadero drama es que esas personas, quizás tú entre ellas, crean, estén convencidas, que no pueden hacer nada al respecto. Porque no saben que pueden.

“Ellos pueden, porque creen que pueden” (Publio Virgilio)

Cuando le pregunté por qué ha escrito libro, Ana responde:

He escrito el libro para ayudar. Así, sin más florituras. Para influir con información, experiencia y herramientas, y que las personas quieran y decidan abrir su puerta al cambio.

No es cuestión de estadística. Es un hecho dramático: Más de 5 millones de personas, en edad de trabajar y en plenitud de sus capacidades físicas y mentales, incluidas las discapacitadas en su ámbito de actuación adecuado, se encuentran con el problema de estar desempleadas y desesperadas buscando un empleo, careciendo de medios básicos para cubrir sus necesidades primarias y las de su familia.

Es cierto; la situación es real, aunque el verdadero problema no es “no tener un empleo”.

Puedo imaginar la cara que muchas personas ponen ante semejante afirmación pero les pido un voto de confianza y que sigan leyendo.

Ahora me dijo a ti lector de Maestros Para El Éxito:

¿Te preocuparía estar desempleado si fueras multimillonario o un aspirante a heredar una gran fortuna familiar? Seguro que tu respuesta es, por supuesto, que no. Por eso afirmo con vehemencia que el problema que afrontas y te está minando a nivel físico, mental y emocional , así como afectando negativamente en tus relaciones familiares y sociales, no es que carezcas de un empleo, sino el no contar con un medio, una forma, por el que obtener dinero para cubrir las necesidades básicas de tu vida y la de tu familia, a la vez que te desarrollas y realizas personal y profesionalmente, disfrutas con lo que haces, y te sientes valioso, productivo y útil a la sociedad.

Hay quién, sin ser multimillonario ni hijo de papá, está desempleado y no busca trabajo-empleo, viviendo estupendamente. Y tampoco me refiero a los “ni-ni”, a los flojos de solemnidad, de toda la vida, a la jet-set ni, mucho menos, a
la nueva especie de “famosos exprés”. Sino a hombres y mujeres que se sienten realizados, satisfechos, ricos y felices, porque saben quiénes son; conocen y cumplen las leyes de la vida; dirigen sus vidas; tienen un propósito que da sentido a su vivir; toman decisiones que llevan a cabo, responsabilizándose de sus resultados; se esfuerzan; se comprometen; persisten; pagan el precio; son pacientes; se valoran; se cuidan; colaboran; piden ayuda; se sostienen en los pilares de buenas relaciones de familia, amigos y socios; invierten en sí y en sus sueños y dejan una huella que trasciende su tiempo de vida terrenal.

Satisfacer esta imperiosa necesidad de crecimiento, desarrollo, realización, bienestar, contribución y felicidad, más allá de la mera supervivencia, es tu derecho y deber como ser humano. Pero antes necesitas cambiar, y para ello tienes que estar plenamente convencido de que puedes hacerlo y que te será muy, pero que muy beneficioso.

“Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida.” (Proverbio chino)

No dispongo de 6 millones de puestos de trabajo, ni de millones de euros que regalar, pero puedo dar de lo que tengo: conocimiento; información valiosa y de utilidad; mi experiencia personal y profesional y claves y herramientas efectivas, que ofrezco a cada una de esas personas que tienen la necesidad de disponer de medios de vida para sí y para aquellos a los que tienen a su cargo y, sobre todo, aspiran a vivir plenamente, felices y con sentido. Con esto pretendo convencerte de que tú puedes lograrlo y ello te motive a hacer algo. Te ofrezco esperanza.

Lo que te he expuesto son hechos, datos, estadísticas. El verdadero drama no son las circunstancias concretas y temporales; el verdadero drama es que esas personas, quizás tú entre ellas, crean, estén convencidas, que no pueden hacer nada al respecto. Porque no saben que pueden.

Te invito a que conozca más sobre este libro y aprendas a disfrutar y vivir con sentido

Tags: , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder

No comments yet

add_blog_dhy300


Archivos