Siete Claves Para Mejorar Tu Productividad

Ya sabemos lo que se entiende por productividad personal: saber elegir en cada momento las tareas que te acercan más a tus objetivos. Y por supuesto la primera clave para este principio es tener definidos esos objetivos y sus correspondientes planes de acción.

Ahora vamos a centrarnos en trucos que nos pueden ayudar a mejorar nuestra productividad, dado que ésta se define como el conjunto de técnicas orientadas a la consecución de resultados.

En primer lugar dos premisas básicas que debes comprobar en ti mismo para adecuar los trucos:

a)  Si estás o no comprometido a hacer las tareas que te has marcado (ya sean importantes y/o urgentes)

b) Considera las circunstancias en que te encuentras en cada momento (contexto, energía y tiempo)

Estas dos circunstancias son las que  explican por qué disponiendo todos de la misma cantidad de tiempo, no todas las personas alcanzamos los mismos resultados.

Lo que necesitas por tanto es:

a)      Tener claros los compromisos que has adquirido

b)      Tener claro el resultado que quieres lograr

c)       Y saber cuál es la próxima acción que te acercará a conseguirlo… Así tienes una gran ventaja para que tu productividad mejore.

Ya con estas indicaciones clave para tu mapa de productividad, algunos de los trucos básicos son:

  • Trabájate tu pro-actividad –  la solución a tus problemas pasa siempre por tomar la iniciativa. Si esto lo aderezas con una actitud vital positiva y lo acompañas de la visualización del resultado que esperas, tendrás una mayor motivación para tus esfuerzos.
  • Analiza y trabaja tus tareas – son los peldaños que tienes que subir todos los días y son de lo más variado.
    1. Planifica al final de cada día tus tareas del día siguiente  pensando en el tiempo que necesitas y fijando qué y cuándo vas a hacerlo, desde el criterio de su influencia en tus resultados.
    2. Coloca las 2-3 tareas clave de tu día en los momentos  más álgidos de tu día y no dejes que nadie ni nada te interrumpa mientras las haces. Procura al menos una de ellas situarla al inicio del día.
    3. Las tareas periódicas que no requieren de tu entera atención sitúalas en los momentos de menor rendimiento.
    4. Si surge una tarea nueva a lo largo del día, anótala en un papel, olvídala y la final del día búscale su espacio.
  • Analiza tu grado de concentración  –  esfuérzate en proteger tu concentración, especialmente, de distracciones y de interrupciones
  • Gestiona la información – en un doble sentido:
    1. Como elemento necesario para vencer bloqueos o miedos y salir de la zona de confort (identificar la información pertinente)
    2. Como distracción – el exceso de oferta provoca gran consumo de tu tiempo. Lecturas, redes sociales, emails… Fija límites y crea hábitos saludables.
  • Respeta tu descanso – un buen descanso es la base de una buena productividad.
  •  Revisa al final del día tu actividad y reconoce y celebra tus logros. Esto te dará mayor autoconfianza y motivación.

Y la última clave… ¡LA PRODUCTIVIDAD SE BASA EN TUS ELECCIONES!  De las elecciones que hagas hoy depende el éxito en tus proyectos y objetivos.  ¿Sabes cuáles son tus elecciones hoy?

Autora: Begoña Pabón, Coach y experta en Liderazgo personal y empresarial

Tags: , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder

No comments yet

add_blog_dhy300


Archivos