Cómo Combatir Y Reconocer Los Malos Hábitos En El Trabajo

Casi todos tenemos una serie de hábitos poco recomendables que nos impiden ser mejores. Motivaciones para lograr nuestro desarrollo personal no nos faltan para mejorar cada día aunque caemos en la distracción, la dispersión, no tomarnos un respiro y descansar durante la jornada, …

Internet y el Social Media nos procuran grandes posibilidades de mejorar en nuestras comunicaciones y relaciones, pero también permiten que no nos centremos de una forma correcta en nuestro trabajo y en las tareas que tenemos que hacer.

Uno de los mayores inconvenientes que yo veo es la dispersión y tomar una serie de rutinas secundarias que son cómodas de realizar pero que te impiden centrarte en las más importantes que debes hacer ese día, destacaría: revisar continuamente el correo electrónico, tener abiertas diferentes páginas o aplicaciones de redes sociales y mensajería e estar permanentemente interactuando como: Facebook, Twitter, Skype o Messenger, o no planificar de forma correcta.

He encontrado un excelente artículo realizado por Berto Pena y que hoy te invito a leer, porque tal y como dice:

“Los malos hábitos tapan todo lo bueno que tienes y eres. Los malos hábitos te hacen peor”.

“Los malos hábitos te limitan, te lastran, te zancadillean, te frenan, te paran y en el día a día te hacen vivir a medias. Eres menos de lo que podrías ser, das menos de lo que podrías dar, vives menos de lo que podrías vivir. Ésa es la motivación que me mueve a animar a las personas (y a mí mismo) a mejorar sus hábitos”.

Berto los denomina Los 7 Magníficos De Los Malos Hábitos, y a continuación reproduzco su artículo.

Malos hábitos tuve, tengo y tendré. Pero si algo he aprendido en los últimos cinco años de mi vida es que cualquier hábito se puede cambiar, se puede mejorar. No importa lo difícil o malo que sea mientras quieras extirparlo. Es posible eliminar esos malos hábitos y sustituirlos por otros más positivos y beneficiosos para ti.

De los malos hábitos se pueden decir infinidad de cosas, pero posiblemente la más importante es la siguiente; quédate con esta idea: los malos hábitos te impiden ser mejor.

Los malos hábitos te limitan, te lastran, te zancadillean, te frenan, te paran y en el día a día te hacen vivir a medias. Eres menos de lo que podrías ser, das menos de lo que podrías dar, vives menos de lo que podrías vivir. Ésa es la motivación que me mueve a animar a las personas (y a mí mismo) a mejorar sus hábitos.

Los malos hábitos tapan todo lo bueno que tienes y eres. Los malos hábitos te hacen peor.

Esos malos hábitos los hay de todos los colores y sabores, pero sí es cierto que hay algunos, un puñado de ellos, que se repiten con más frecuencia. En mi experiencia a la hora de tratar con personas que quieren mejorar su Productividad Personal, generalmente me encuentro con estos “7 Magníficos de los malos hábitos”.

 

  1. Trabajar con distracciones y notificadores electrónicos abiertos.
  2. Contestar al teléfono en cuanto suena, no apagarlo o no utilizar el buzón de voz.
  3. No planificar —o hacerlo mal— las tareas Clave, las tareas Menores y las tareas Periódicas.
  4. Leer el Email a primerísima hora de la mañana y/o hacerlo cada 15 minutos.
  5. No saber descansar: ni pausas entre tareas ni descanso rico y variado
  6. Caer en la multitarea
  7. Exceso de información y/o actividad online (no-profesional)

¿Te ves reflejado en alguno de ellos? ¿En varios a la vez? Yo, en varios.

Si estás dispuesto a cambiar, a mejorar, no puedo más que animarte pero sobre todo sugerirte que intentes un cambio inteligente. Recuerda: todo el mundo puede cambiar pero no todo el mundo cambia. La clave está en el cómo vayas a intentar ese cambio. Ahí van las claves que siempre me han funcionado a mí para lograr ese cambio efectivo:

  • Intenta un solo cambio a la vez.
  • Que ese cambio sea muy, muy pequeño.
  • Que sea muy, muy concreto y preciso.
  • Repítelo todos los días o con mucha frecuencia. El nuevo hábito se desarrolla a base de repetición.
  • Párate a evaluar cada cierto tiempo. ¿Cómo te está yendo?

 

Tags: , , , ,

Facebook Comentarios:

Deja un comentario (3 Comentarios hasta ahora)

Acceder con Facebook
Acceder


  1. Andres
    5 años ago

    Raúl, los malos hábitos no siempre dependen de uno mismo, a veces te los imponen. Pero para luchar contra ellos primero hay que detectarlos.
    Yo lo hago con un programa que se llama WorkMeter, y que mide la productividad de los que trabajamos con ordenador.
    Gracias a él podrás ver cuanto tiempo dedicas al mail, o a tus redes sociales, las pausas que haces, reuniones, etc. Y si utilizas aplicaciones que hayas configurado como no productivas, tu productividad disminuye. Así al final del día tienes tu perfil productivo y puedes ver que tal lo has hecho, y donde podrías mejorar.


  2. raul
    6 años ago

    Caray, me identifico con todos los puntos!! , pero las claves como que se me hicieron cortas, ¿debo asumir que cada uno de los “7 Magníficos de los malos hábitos” debo hacer lo contrario?, podriamos ejemplificar lo que si es un buen hábito?, si no veo mi mail a primera hora, que se hace entonces por ejemplo?, saludos

add_blog_dhy300


Archivos